RedAragon. Todo Aragón en internet.Ofrecido por El Periódico de Aragón.

4. La naturaleza en la alta montaña aragonesa

La hibernación

Ejemplar de oso pardo.
La hibernación es una adaptación de algunos seres vivos a las duras condiciones del invierno. Esta singular estrategia es llevada a cabo por habitantes de la alta montaña aragonesa como el oso pardo, la marmota o el lirón gris. El factor que mueve a estos animales a hibernar es la dificultad para encontrar alimento durante la estación fría.
Durante este período la temperatura de su cuerpo baja muchos grados y su actividad metabólica desciende hasta el mínimo necesario para mantener sus constantes vitales. Se trata de economizar las reservas hasta que las condiciones vuelvan a ser benignas y puedan alimentarse. El oso pardo se alimenta y gana peso sobre todo en forma de grasa en otoño para entrar en reposo, la temperatura de su cuerpo baja un par de grados y el ritmo de su corazón descienden a las 12 pulsaciones por minuto. Esto no significa que sólo duerma, si un peligro le acecha se despertará y las hembras paren a sus cachorros en la osera. Las marmotas hibernan en familia y duermen bien apretadas entre sí para mantener el calor de la marmotera. La temperatura de su cuerpo puede bajar de 36 Cº a 8 Cº, algunas de ellas no sobrevivirán si el invierno es muy crudo y no han acumulado suficientes reservas.
Algunas especies de las montañas norteamericanas, donde las condiciones climatológicas son más duras que aquí, llegan a dormir ocho meses de doce y sólo tienen cuatro meses para reproducirse, criar a sus cachorros y alimentarse bien para poder soportar ese largo período de hibernación.

En RedAragon.com

Top búsquedas

Enlaces recomendados

Otras webs del Grupo Zeta:
El Periódico de Aragón | Gran Enciclopedia Aragonesa | Diario Equipo | El Periódico del Estudiante | Las Crónicas| Territorio Golf

Contacto - Ayuda - Aviso Legal - Publicidad - RSS
© Copyright 1998-2008. Diseño Web: DiCom Medios, S.L.

NTT Corporación Publicitaria de Medios